¿La generación de los tontos?

Todos hemos escuchado alguna vez eso de “la generación tecnológica” y “nativos digitales”, ya nadie se extraña al oír hablar de redes sociales, whatsapp, webs o internet. Nos hemos adaptado tanto a estos términos que forman parte de nuestro día a día, pero ¿Hasta qué punto nos beneficia la tecnología?

La comodidad de poder comunicarnos con otras personas estén donde estén y en el formato y modo que queramos es una ventaja notable, en el recuerdo quedan esas épocas en las que para hablar con otra persona tenías que mandar una carta. Con un simple toque a día de hoy puedes mandar un whatsapp o un mensaje por redes sociales de modo masivo.

La comunicación es buena, pero también nos perjudica ¿por qué? porque estamos dando una información sobre nosotros (más o menos personal) y cualquier persona puede acceder a ella. Hay filtros para evitar esto pero también hay que ser conscientes de que los sistemas informáticos tienen fisuras. Hay empresas que utilizan facebook como herramienta para decidir si se  contrata o no a un trabajador. Y como siempre, personas que van más lejos y usan internet como una forma de realizar estafas muy elaboradas.

Pero lejos de las ventajas y desventajas de la tecnología hay otro aspecto más preocupante, que es la adicción a estos medios. Pocas personas son capaces de vivir sin móvil, ordenador, tablet, etc. Y es que aunque no lo notemos internet puede ser una herramienta o un vicio. Un vicio que crea además en nuestra mente una sensación de que vivimos en una “realidad virtual” que verdaderamente no existe. Este tipo de problemas lo encontramos sobre todo en las generaciones más jóvenes, niños de 3 y 4 años que prefieren coger un ordenador a jugar con sus montones de juguetes traídos por los reyes, y padres que permiten que sus hijos pasen la mayor parte de su tiempo pegados a una pantalla ¿Dónde ha quedado el salir a jugar a las calles o pasar un día de picnik y bicicleta por algún parque? El resultado de todo esto son niños sedentarios que lloran por que les quites el móvil cinco minutos, y no por capricho sino porque verdaderamente les causa una situación de estrés.

En resumen, yo, usuaria de redes sociales e internet, me inclino a pensar que estamos dando pié a unas nuevas generaciones no “más conscientes de la tecnología”, sino más desequilibradas a nivel emocional. Tecnología como herramienta SÍ, adicción a la tecnología NO. No perdamos de vista que es un medio virtual, y a veces a la mente le cuesta distinguir entre realidad y ficción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s